Hola, sean bienvenidos a la mejor página sobre el séptimo arte. -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.- "La Magia del Cine consiste en que dos horas pueden perdurar toda una vida". (CineManiaco).

Moneyball, rompiendo las reglas



Trama (sin spoiler):

Billy Beane (Brad Pitt), exjugador profesional, es el Gerente General de los Atléticos de Okland en el año 2002. Ante la salida de sus tres mejores jugadores por falta de presupuesto, Billy está desesperado por lograr, no sólo que el equipo mantenga un buen nivel de juego, sino el campeonato mundial de beisbol; para ello, y con la ayuda de Peter Brand (Johan Hill), graduado en Economía por la Universidad de Harvard, implementa el método estadístico para combatir la chequera de los conjuntos ricos, como los Yankees de Nueva York.

Análisis y crítica:

Con el tema de la convicción, El Juego de la Fortuna nos presenta el asunto narrativo de conseguir que un equipo de beisbol de escasos recursos económicos obtenga el título mundial en las grandes ligas; además, el asunto argumental de provocar que el beisbol de EE. UU. sea un juego justo, si los equipos ricos dejan de tener ventajas por su posibilidades monetarias, respecto a las novenas modestas. En tanto, el mensaje es que cualquier persona puede alcanzar sus sueños, si aprovecha al máximo sus recursos.


La historia de 133 minutos, basada en la novela de Michael Lewis (“Moneyball: el arte de ganar un juego injusto”), presenta otras ideas positivas como la solidaridad, la confianza, la adaptación, el amor, la amistad, la inteligencia y la valentía; negativas como la traición, el miedo, el descuido, la desigualdad, la soberbia, la indolencia, la impaciencia y el coraje.

Película de planteamiento y desarrollo novedosos para un drama deportivo. Su estilo es complejo en su narrativa al relatar las historias presente y pasada de Billy, como gerente y como prospecto de jugador de beisbol estrella, de una manera breve, directa y evocativa. Billy se enfrenta al excepticismo de su equipo de trabajo, a quienes logra convencer gracias a su labor sincera y por su enorme fe.



No es una cinta deportiva como otras, puesto que lo importante no es el juego en sí mismo, sino el relato de superación de un hombre, encauzando con ello la superación personal de todos y cada uno de los miembros de Los Atléticos.

El guión es de la autoría de Steven Zaillian y Aaron Sorkin (Red Social). Posee alta calidad, gracias a una efectiva construcción y evolución de personajes y una senda y resolución interesantes. Además, existen apropiados matices para los personajes. El final es entrañable y realista, sin dejar a un lado el tono esperanzador del metraje.


Los diálogos son inteligentes y emotivos, definiendo el tratamiento conceptual de la trama para su buen entendimiento, particularmente en lo que respecta a números y estadísticas, dejando a un lado innecesarios rebuscamientos y rodeos.

Como director, Bennett Miller (Capote) nos envuelve como pretende en una cinta de ritmo natural y entretenida. Logra muy buenas escenas dramáticas, con emotividad e importancia narrativa, derivando en una presentación sobria que inspira a la reflexión de muchos temas personales, familiares y deportivos. Las secuencias de acción se ven espectaculares, apoyadas por los aspectos técnicos; aunque son más bien breves, otorgan sentido y efectividad a la historia.



Los actores desarrollan sus papeles de manera más que correcta; mención aparte para el protagonista Brad Pitt que realiza una conmovedora interpretación de un hombre que intenta obtener un verdadero triunfo al implementar un sistema de contrataciones independiente de lo monetario, basado en análisis estadísticos, y así revolucionar el beisbol de las grandes ligas. Johan Hill sorprende en un papel serío, desarrollado con eficacia. Las interpretaciones de ambos son la piedra angular de la cinta y para que funcione con tanta fluidez.

El reparto es amplio y consistente, integrado también por los actores Philip Seymour Hoffman (manager Art Lowe), Stephen Bishop (David Justice), Chris Pratt (Scott Hatteberg), Nick Porrazzo (Jeremy Giambi), Kerris Dorsey (Casey Beane), Robin Wright (Sharon), Brent Jennings (Ron Washington), Reed Thompson (Billy joven), Casey Bond (Chad Bradford), Miguel Mendoza (Ricardo Rincón), Adrian Bellani (Carlos Peña) y Vito Ruginis (Pittaro).


 En el aspecto técnico, sobresalen montaje, fotografía, banda sonora original y canción.

Una película entretenida, emotiva, inteligente y muy aleccionadora, de alta calidad histriónica. Simplemente imperdible.

Año: 2011
nero: Drama deportivo

-------------> Valoración numérica: 9.52

1) Dirección: 9

2) Desarrollo del guión: 9.5

3) Actuaciones : 9.25
.Protagonista: 10
.Secundarias: 8.5

4) Complementos: 9.37
Disfrute: 9.5
Argumento: 10
Originalidad del guión: 9
Diálogos: 9

5) Técnica: 1 décima extra por montaje; 15 centécimas por fotografía, música y canción

Trailer

1 comentarios:

daniel dijo...

Coincido plenamente, aunque mi nota fue menor. Moneyball es una agradable sorpresa filmica, lejos de los topicos del genero y con una intelgencia y audacia desbordante. Pitt esta sensacional.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright 2009 De Película!!! CineManiaco Presenta. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy