Hola, sean bienvenidos a la mejor página sobre el séptimo arte. -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.- "La Magia del Cine consiste en que dos horas pueden perdurar toda una vida". (CineManiaco).

Annie Hall, dos extraños amantes


Trama (sin spoiler):

Annie Hall y Alvy Singer conforman una peculiar pareja: ella es una cantante veinteañera, liberal y cristiana; él es un comediante de televisión cuarentón, doblemente divorciado, judío y perfeccionista. Aunque no tienen nada en común, su amor es real y excitante. Cuando esas diferencias se les hacen evidentes, particularmente en sus objetivos  de vida, ellos tendrán que esforzarse para funcionar como pareja o resignarse a que el vínculo se diluya.

Análisis y crítica:

La película gira en torno al tema de la adaptación. Nos presenta el asunto narrativo de mantener una relación amorosa pese a todos los conflictos que vayan surgiendo; también el asunto argumental de conocernos a nosotros mismos y a nuestra pareja, para encontrar el sentido de la vida singular y en conjunto. En tanto, el mensaje es que debemos vivir intensamente el romance, puesto que no existe la seguridad de que perdure por mucho tiempo.


Esta historia de 93 minutos presenta bastantes conceptos negativos como la drogadicción, el aburrimiento, la hipocresía, la debilidad, el desinterés, la superficialidad, el libertinaje y el anti-semitismo; varios positivos como la sinceridad, el amor, el cariño, la simpatia, la responsabilidad y la solidaridad.

Cinta de planteamiento original para una comedia romántica, con un estilo peculiar e interesante, muy intelectual. El guión es eficaz y creativo en su desarrollo y resolución.

Todas las escenas son eficaces y la trama va adquiriendo interés durante el transcurso del metraje, gracias en gran medida a unos diálogos brillantes, fuídos y de alto nivel mental (en los cuales Allen nos da clases sobre la vida moderna) y a una sobria edición. Los personajes se hayan construidos en grado adecuado y tienen buena evolución, aunque insuficiente matiz.

El relato se configura como una especie de obra de teatro en tres actos, que integran  pequeñas parcialidades de los demás por el estilo de la película. En el primero, “Enamorados”, se cuenta el inicio de la relación entre Annie y Alvy y se señala la problemática existencial de éste como judío en la sociedad discriminatoria y contradictoria de los EE. UU. En el segundo, “Espectáculo”, se abordan algunos aspectos de la televisión de ese país en la década de los setentas, con su glamour y oportunidades, pero también sus graves defectos. En el tercero, “Diferencias”, se habla de la desigualdad en la naturaleza y objetivos de cada integrante de la pareja.


De los más excéntrico en la cinta, son los momentos en los que los personajes dejan a un lado la continuidad de la trama para dirigirse directamente a los espectadores con todavía más reflexiones sociológicas y filosóficas, sumados a una narrativa que se olvida de las normas lineales para establecer escenas de momentos pasados o futuros y volver sin pormenor alguno al actual, y también al corto animado que refresca el relato.

Por otro lado, la obra peca de intrascendencia y levedad, puesto que únicamente se esbozan varias cuestiones importantes sobre el amor de pareja, pero no se ahonda en ninguna de ellas y se resuelven sin mayor complejidad ni exploración conceptual; además, la parte romántica de la trama apenas cumple para el discurso cinematográfico, sin llegar nunca a transmitir calidez ni contrastar adecuadamente los momentos buenos y malos de la ficticia relación  entre los protagonistas. Empero, el desenlace sí es satisfactorio por su veracidad y diferencia con los de otros filmes del género.

La dirección de Woody Allen es grandiosa, brindándonos una película con ritmo rápido, muy divertida, con escenas completamente convincentes, de exacta duración  y alta calidad narrativa. El destacado realizador demuestra que se puede engendrar una buena película de la nada, con poquísimos elementos, gracias a un guión bien estructurado y de gran originalidad, que mezcla el mundo verdadero con momentos fársicos y de comedia surrealista, y a un comprometido encausamiento actoral que deviene en interpretaciones naturales y simpáticas.

Así pues, lo mejor del film se encuentra en las elevadas actuaciones  estelares de Diane Keaton y Woody Allen. Merecidísimo Oscar para ella. Allen, por su parte, logra la mejor interpretación en pantalla en el conjunto de su carrera.


Tras visionar Annie Hall, me doy cuenta de que los otros Premios Óscar que se llevó como mejor película, director y guión, desmerecen si la comparamos con Star Wars: A New Hope, película excelsa que le compitió en esas mismas categorías, ya que su libreto y trabajo de dirección son claramente superiores. Les aclaro que Annie Hall es una gran obra, pero inferior a la otra.

En suma, Allen nos regala un filme muy entretenido, inteligente y novedoso, con muy buenas actuaciones. Recomendable y paradigmática de lo que debe ser una comedia romántica satisfactoria.

Año: 1977
Género: Comedia romántica

-------------> Valoración numérica: 9.05

1) Dirección: 9 (33%)

2) Desarrollo del guión: 9 (33%)

3) Actuaciones (prom.): 8.75 (16.5%)
---- Protagonistas: 9.5
*Allen: 9
*Keaton: 10
---- Secundarias: 8

4) Aspectos complementarios (prom.): 9 (16.5%)
---- Disfrute: 9
---- Argumento: 7
---- Originalidad del guión: 10
---- Diálogos: 10

5) Técnica: 1 décima extra por edición

Trailer



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright 2009 De Película!!! CineManiaco Presenta. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy